equilibrium-docente-0030
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Por qué concentrarse en respirar?

Por Sabina Raquel Llanco Nuñez

Estudiante de psicología

El mindfulness (traducido al español como “consciencia plena”) es un término usado para referirse a la atención plena identificado en las formas de meditación budistas. Mindfulness significa, en palabras simples, ser consciente del momento presente (el aquí y ahora), sin juzgar lo que sucede en nuestra mente y a nuestro alrededor. Por otro lado, la respiración es el objeto de atención más usado para volver al momento presente; por ello, quisiera responder: ¿por qué es el más usado y qué ventajas tiene la respiración como objeto de atención en la meditación?

«Mindfulness significa, en palabras simples, ser consciente del momento presente (el aquí y ahora) … la respiración es el objeto de atención más usado para volver al momento presente…»

¿Qué ventajas tiene la respiración como objeto de atención en la meditación?

El objetivo de la concentración en la respiración no es volverse calmado, sino prestar atención. El uso de la respiración en la meditación consiste en prestar atención al proceso en sí mismo de respirar, es decir, ser conscientes de las fosas nasales, sentir el recorrido del aire a través de nuestras vías aéreas; y las sensaciones corporales que acompañan a la respiración como el sonido del aire, la sensación abdominal, entre otros; sin tratar de modificar como respiramos o el entorno que nos rodea.

La respiración puede convertirse en un preciado objeto de nuestra atención para volver al momento presente, porque solo en el ahora respiramos, esta suele ser una actividad automática que nuestro cuerpo realiza por sí mismo para poder obtener el oxígeno que necesitamos para vivir. También es necesario recordar que la respiración es variable, es decir, puede cambiar por estar íntimamente ligada a nuestra vida, a situaciones internas (emociones, energía y pensamientos) y externas (el ambiente, lugar y las personas que nos rodean); por ello, podemos afirmar que la respiración afecta cómo vivimos y la forma en la que vivimos afecta nuestra respiración. Por ejemplo: si sentimos miedo, entonces nuestra respiración se vuelve entrecortada y se hace difícil respirar; si estamos nerviosos, respiramos más rápido; si estamos relajados, respiraremos más despacio. La frecuencia, amplitud y ritmo se ajustan según la cantidad de oxígeno que necesitemos en determinadas situaciones.

«La respiración puede convertirse en un preciado objeto de nuestra atención para volver al momento presente…»

Ahora sabemos que la respiración está presente en el aquí y ahora según lo necesitemos. Es mejor que cualquier otro objeto, porque forma parte de nosotros. Se vuelve algo personal y un incentivo para conocerse y practicar los ejercicios de meditación. La práctica te ayuda a ser consciente, a darte cuenta de que la respiración y persona son una totalidad dinámica e inconsútil (sin costuras).

Es continua, como el ir y venir de las olas, siempre estamos respirando, por lo que siempre tendremos este objeto a la mano para prestar atención y volver al momento presente. Sin embargo, es difícil permanecer en el momento presente, pareciera como si la mente tuviera vida propia. Debes saber que puedes distraerte con cualquier pensamiento, no hay nada malo en eso, tómalo como algo positivo que forma parte de tu entrenamiento para llegar a la concentración. Lo importante es tu reacción ante esa distracción, debes responder con una actitud de amabilidad, comprensión, y compasión hacia uno mismo; para luego volver a la concentración del ir y venir de la respiración. Por ejemplo, para no juzgar los pensamientos que podríamos tener mientras meditamos, podríamos probar diciendo: “ahora tengo la oportunidad de prestar atención a la experiencia de estar agitado” y luego volver a la respiración.

En conclusión, la respiración es muy beneficiosa por ser una herramienta presente siempre en el ahora y que forma parte de nuestras funciones vitales, es propia y nos ayuda a conocernos a nosotros mismos, mientras entrenamos la concentración. Así también nos ayuda a reducir los pensamientos distractores y librarnos de reacciones o actitudes negativas hacia nuestras distracciones, que juzgan o se desbordan (exageran) y permanecen por mucho tiempo en nuestra mente. Este entrenamiento nos permitirá desenvolvernos mejor en nuestras tareas cotidianas, trabajo, estudio o lo que deseemos; mejorando nuestro enfoque, disminuyendo nuestra distracción.

«Este entrenamiento nos permitirá desenvolvernos mejor … mejorando nuestro enfoque, disminuyendo nuestra distracción.»
Referencias:

Introducción a la Meditación de la Atención Plena: Transcripción. (n.d.). Recuperado de: https://www.insightmeditationcenter.org/introduccion-a-la-meditacion-de-la-atencion-plena-transcripcion/

Jon Kabat-Zinn. 2013. Mindfulness para principiantes. Recuperado de: http://iuymca.edu.ar/wp-content/uploads/2020/10/Mindfulness-para-Principiantes.pdf

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Publicaciones Relacionadas

It seems we can't find what you're looking for.

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp